Grabar al jefe con el móvil mientras entrega carta de despido no atenta a su intimidad

Así lo ha entendido el Tribunal Supremo en Sentencia de 20 de noviembre de 2014 en la que rechaza el recurso del apoderado de una empresa que fue grabado y señala que “no supuso una intromisión ilegítima en su intimidad personal”